6-300x224El 3 de diciembre es el Día Nacional de la Discapacidad. En Chile, 510 mil personas sufren de ceguera, condición que en muchos casos se puede prevenir.
En el mundo, hay cerca de 600 millones de personas con discapacidad, mientras que en América Latina y el Caribe 90 millones. En Chile más de 2 millones y medio de personas sufren algún grado de discapacidad física, psíquica, sensorial, congénita o adquirida, en cualquier de sus grados.
La ceguera es una de las discapacidades sensoriales y en Chile, según la encuesta Casen 2006, más de 510 mil personas sufren de ceguera. Quienes poseen baja visión o dificultad visual también integran esta cifra y son aquellas personas con vista insuficiente, y que aun con los mejores lentes correctivos, no pueden realizar alguna tarea o actividad.
CAUSAS Y PREVENCIÓN
Aun cuando la ceguera puede ser provocada por algún accidente, la oftalmóloga Marlene Vogel explica que existen numerosas enfermedades que la desencadenan, como son el glaucoma, retinopatía diabética, retinopatía del prematuro, cataratas, entre otras. Siendo esta última la principal causa de ceguera en Chile. Un estudio reveló que el 50% de la ceguera a nivel nacional, es a causa de esta patología. Además se estima que por 1000 habitantes hay 1 persona ciega por catarata no operada. Es muy frecuente en pacientes de la tercera edad. El 90% de las cataratas son seniles de causa degenerativa y se presentan en personas mayores de 60 años.
Según detalla la especialista, también hay factores como los llamados errores de refracción no tratados, donde encontramos la miopía (visión borrosa), la hipermetropía (visión borrosa cercana) y el astigmatismo (visión distorsionada).
Lo interesante, es que la mayor parte de las enfermedades que conducen a baja visión o ceguera son prevenibles o curables. Existen diversas maneras de prevenir la discapacidad visual, como el evitar accidentes del tránsito, del trabajo y enfermedades ocupacionales; tener una atención adecuada del embarazo; detección y registro de deficiencias en los recién nacidos y el asesoramiento genético a las familias en los casos de enfermedades hereditarias. La consulta oftalmológica precoz cuando hay antecedentes en la familia también contribuye a la prevención.
En el caso de los niños las causas más importantes son la catarata congénita, la cual debe ser resuelta quirúrgicamente antes de los 2 meses de vida. Si no se trata, genera falta de desarrollo visual el cual es irreversible. Otra causa importante de ceguera infantil es la retinopatía del prematuro, enfermedad que se produce en niños prematuros de muy bajo peso y con pocas semanas de gestación.
Actualmente distintas instituciones internacional y nacionales luchan para eliminar la ceguera evitable en el mundo.